NOVEDADES

Crece en forma sostenida el consumo de carne vacuna en el mundo.

El consumo de carne vacuna crece en el mundo y cada vez con mayor participación de la exportación”, destacó, el economista del Área de Ganadería de AACREA, Santiago Fioretti, que puso bajo la lupa el comercio mundial de carnes y ubicó a la Argentina en el mapa, con sus fortalezas (año récord en volumen) y debilidades (vende más barato que sus competidores).

El consumo viene creciendo a un incremento de 400.000 toneladas por año. Pasó de 56,5 millones de toneladas en 2011, a más de 60 Mt en 2018, un nivel similar a lo proyectado para 2020. En lo que respecta a la participación de la exportación en el consumo, para 2011 era de 14% y para 2020 el 19% de la carne que se consuma será producto del intercambio comercial.

¿Quiénes traccionan ese incremento? “Los asiáticos, Japón, China y Corea del Sur parten de bajos niveles de consumo, 10 kilos por habitante por año (kg/hab/año) pero muestran tendencias de crecimiento de 4 a 8% los últimos 4 años”, explicó Fioretti. El resto de los bloques sea Rusia, México y Unión Europea, o Brasil y Estados Unidos, todos están en estabilidad (algunos crecen poco otros bajan poco).

Al analizar las importaciones, los últimos cinco años el bloque oriental importaba el 23% de todo lo que se importaba en el mundo, mientras el que occidental, con la Unión Europea (UE), Rusia y EE.UU. a la cabeza, importaba el 33%. Hacia 2020 se espera que el bloque asiático importe el 46% y el occidental 21%, consignó un trabajo publicado por el portal Clarín.com

En este contexto, China representa el 74% de todo lo que exporta Argentina a un precio promedio de 6.000 dólares por tonelada (USD/t). El segundo destino, con 9% del total de ventas es la UE a un precio de 9.800 USD/t. Tercero Chile con 6% del volumen a un precio de 5.500 dólares. Israel importa el 5% de lo que vendemos a 6250 USD/t, Brasil con un 2% pero a un precio de 9000 USD/t y EE.UU. 0,2% a 6000 USD/t.

En los últimos años Argentina volvió a aparecer en el “Top-5” de exportadores a nivel mundial cerró 2019 con 830.000 toneladas exportadas, 70.000 toneladas por encima de lo exportado en 2005.

“Para llegar al nivel de Australia, que es el cuarto, tendremos que trabajar mucho porque exportan 1,4 millones de toneladas”, reconoció Fioretti, quien remarcó también que hay una creciente participación de la exportación dentro de la faena total: “En 2015 la exportación representaba el 7,3% de lo que se faenaba, y hoy representa el 25,1%”.

Estiman que la Peste porcina africana ya dejó una merma de 13 millones de toneladas, un 25% menos, y “pensemos que el mundo exporta 11 millones de toneladas de carne vacuna, como para tener referencia”. Después de haber alcanzado precios máximos históricos hasta noviembre, el gobierno chino salió a frenar las subas y habrá que esperar a enero, para ver cómo se recompone todo.

Fioretti valoró lo que podría darse si finalmente se firma el acuerdo entre UE y Mercosur, que llevaría dos años. Cuando se de, a Argentina le quedaría la reducción de arancel de la Hilton de 20 a 0%, además de la creación de una nueva cuota que para Argentina sería de 20.000 toneladas de carne enfriada (55%) y de carne congelada (45%) con un arancel interesante de 7,5%

El crecimiento en volumen exportado por Argentina no tuvo un correlato en los precios. Cosa que sí se dio en otros países.

Así, Argentina cerró el año con un novillo en 2,50 dólares por kilo al gancho lejos de los países competidores como Brasil o Australia con 3,50 y Uruguay o Estados Unidos con 4,20. Lo mismo con la vaca que para Argentina rondó 1,10 dólar por kilo en pie, y para Brasil USD 1,50 y Uruguay USD 2,08 (Noticias AgroPecuarias).